Perfil

Mi foto
Ahora mismo, Guadarrama, Madrid, Spain

9 de octubre de 2008

¿Y el pescado?!!??!

Esta mañana, cuando me desperté a las ocho y cuarto para ir al curro, la encontré todavía roncando a mi mamá (por eso había podido dormir hasta las ocho y cuarto; cuando se va a su hora, a las siete menos diez, me despiertan siempre sus nunca-bien-silenciados gritos de "Stan, vos te quedás" o el mismo Stan llorándome porque su abuela se fue). Al escuchar movimiento, se despertó, y medio aún entre sueños me dijo "te guardé pescado de ayer en la heladera para que comas al mediodía". TE guardé, COMAS al mediodía. Remarco esas dos palabras.
Pero, madre querida, ¿no me habías dicho que me habías dejado pescado para mí? Que sepan que me mintió vilmente. Al salir del trabajo al mediodía me iba a ir a comprar un bocadillo al Romantic, no tenía ganas de prepararme nada, cuando me recordé las sabias palabras de mi madre, que me había dejado comida. A MI me había dejado comida. Había en un taper un poco de pescado, con papas y pimientos y tomates. "Esta será mi comida", pensé yo inocentemente. Bajé a Stan y a Cacatúa mientras se calentaba, volví a subir al ratito para saborear mi almuerzo, me senté tranquila a ver la tele mientras comía... No, no, mientras intentaba comer.
Porque ni bien sentarme, escucho unos gruñidos amenazadores provenientes de debajo de la mesa. Grrrrrrrrrrrrrrrr, grrrrrrrrrrrrrr. Asustada, tiro un pedazo de pescado (al que le había sacado previamente las espinas, claro está) al suelo y ¡zas!, desaparece al instante. Tiro otro cacho. Mismo resultado. Así que, desmigando la dorada con los dedos, dos trozos al suelo, medio a mi boca, dos al suelo, medio a mi boca. Total, que me comí las papas y poco más, porque Stan se comió todo el pescado! Pero, digo yo, ¿la comida no era para mí, carajo?!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos son infundios y calumnias que como abuela de Stan, y en su representación tanto jurídica como amorosa, no puedo admitir bajo ninguna forma.
Considero que todo este texto está plagado de viles mentiras, blasfemias, acusaciones falsas, patrañas, hechos sin confirmar, y lo peor de todo, sin testigos que puedan dar fe de semejante proceder.
Ergo, solicito sea borrado de este blog el presente artículo infamante, bajo pena de ser acusado de falso testimonio.
He dicho.....

Abuela de Stan, representante legal
copyright legalitas
cc ministerio de justicia

Lucía dijo...

Bien sabés que todo lo que digo es cierto. Es más, mientras me cagaba a pedos porque intentaba comer, me acordé que anoche, cuando llegué, estaba igual. No le di bola, pensando que quería salir (hacía mucho frío, que no joda), y al rato lo escuché venir corriendo con una bolita de su pienso, masticarla ruidosamente en mi oído, salir corriendo a buscar otra y así un buen rato. O sea, que como la casa olía a pescado (y mucho, especialmente en tu habitación), el nene estaba hambriento. ¿Acaso no le diste vos pescado, Señorita representante legal del perro asqueroso?

Anónimo dijo...

Yo le dí churrasquito, y se comió dos.
Pero esta misma noche le voy a preparar un buen asado de pescado solamente para él que es divino y pescador y voy a llenar la casa de olor a pescado para que vos te quedes con las ganas, porque no vas a probar ni un bocadito, y eso que ya le encargué un tiburón en la pescadería!!!!

el gatito está con la pesca del calamar