Perfil

Mi foto
Ahora mismo, Guadarrama, Madrid, Spain

15 de octubre de 2010

¿De verdad?

   Hace un tiempo me compré una bici, como ya conté en otro post. Como decía, la idea era tenerla para usarla para ir al curro en ella. Ideal para el verano y su jornada reducida, pero no tanto para esta época con atardeceres tan tempranos. Sin embargo, los viernes salgo a las tres, así que hoy me atreví: me desperté media hora antes, comprobé que las ruedas estuvieran infladas (increíblemente, ¡lo estaban!), metí bomba, cámara, parches (con la trayectoria que llevo, son elementos fundamentales) y p'allá que me fui.
   La verdad es que me encantó. No hacía ni frío ni calor, no había muchos coches, el sol empezaba a inundar el campo y, además, era cuesta abajo. Aún así, tardé media hora en llegar.
De vez en cuando me asomaba al almacén y veía incrédula a mi bici, ¡lo había logrado!
   Sabía que la vuelta sería más complicada. Lo que no sabía es que además iba a tener que lidiar con el viento en contra. Total, que tardé 45 minutos en llegar a casa.
   Mientras me acercaba, con las piernas temblorosas después de 18 kilómetros de bici (9 de ida y otros tantos de vuelta), vi que había unos hombres, de traje, tocando insistentemente todos los timbres. Comerciales. Entraron antes que yo y cuando estaba abriendo, sosteniendo la bici en una mano, mi alma en la otra y haciendo malabarismo para abrir, me abren desde dentro. 
   - ¿Vives aquí? - En ese momento, hablar de "vivir" era bastante optimista, dado mi lamentable estado.
   - Sí -, logro articular.
   - ¿Tienes teléfono e internet en casa?
   Mi única reacción fue quedarme mirándolo. ¿Qué? ¿De verdad este buen hombre, que aún sostenía la puerta abierta para que yo pudiera subir las tres plantas con mi bici a cuestas, me estaba intentando vender algo?
   - No, no tengo - arriesgué.
   - ¿Te interesaría tener?
   - Lo único que me interesa ahora mismo es subir a casa a descansar y a comer algo.
   - Si nos pudieras atender unos momentos...
   Quiero decir a mi favor que respeto mucho a los comerciales. Sé que es un trabajo duro, yo no lo podría hacer nunca, la gente se pone muy desagradable con ellos. Por eso siempre intento no ser descortés, los despido con educación (pero con firmeza), no les dejo la palabra en la boca... Pero no estaba yo para charlas y este muchacho no parecía dispuesto a dejarme subir.
   - Disculpa que te interrumpa, ¿pero de verdad crees que este es el mejor momento para venderme nada? Ni os molestéis en subir al último piso -.
   Cogí lo mejor que pude la bici y subí, pensando que o bien se tenía mucha fe, o bien estaba desesperado por ganar su comisión, o bien quería evitarse llamar a otra puerta o bien se había saltado la clase de psicología comercial (si es que eso existe).

11 comentarios:

oscar dijo...

jajajja lo que no te pase a ti!

Jorge dijo...

¿18 kilometros en bici en solo 45 minutos? Eres una crack del ciclismo, yo habría tardado mucho más, con mi pobre rodilla....
Yo normalmente no suelo abrir la puerta a nadie... y me ha pasado alguna vez que venían a algo concreto a casa jeje

Lucía Fernández dijo...

Jajaja, no, Jorge, me habré expresado mal. Fueron 18 kilómetros en total: 9 por la mañana (en bajada, unos 30') y otros 9 por la tarde (en subida y con el viento en contra, 45').

Javier Pastor dijo...

Claramente, y desde la óptica profesional, un ejemplo práctico de un mal sistema de captación. Generalmente lo suelen utilizar empresas de 'fuerza de ventas' al servicio de operadoras, aseguradoras, entidades financieras, etc.

En la parte personal, ¡ole tus narices de ir en bici al trabajo! Ojalá todos fuéramos tan solidarios con el Medio Ambiente como tú. Por mi trabajo, a mí me sería imposible.

Un beso, Luci. ¡Eres grande!

Lucía Fernández dijo...

Javi, no veas si no me acordaba de Peláez mientras subía con mi bici los 29 escalones, jajajajajaa.
Y lo de ir en bici... No es solo por el medio ambiente. Influye el desafío que significaba para mí, el hacer ejercicio... Mola, mola un montón. Pero da pereza, no creas. =o)

@actvservidor dijo...

Bicicletas, oh sí; me encanta ese vehículo. Lástima que donde yo vivo si me animara a andar en bici fácil me la roban =(

saluos!!

El Sosegado dijo...

Eso es sacarle juego a una bicicleta...

elblogdeluna dijo...

!Que fuerza de voluntad¡.Por ir en bici y por ser capaz de atender con amabilidad a los comerciales, yo antes lo era pero desde que me llaman seis o siete veces diarias, he perdido las buenas formas.Un saludo

rodrigo dijo...

Que buena idea la de viajar y contar tus historias en tu blog!!!! te felicito.
Un gran brazo :)

Senovilla dijo...

Decía un sabio que a los humanos se les mide por la cantidad y calidad de sus amistades, tengo la fortuna de que formes parte de mi entorno.

Te deseo una Feliz Navidad en compañía de los tuyos y que tus sueños se cumplan siempre.

Un abrazo

Balovega dijo...

Buenas noches...

Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos...

Un abrazo